Acerca De Nosotros



Mi abuelo, Joseph Zwaik, tenía sólo 16 años cuando bajó del buque de vapor en Ellis Island. Era 1911 y viajaba solo, llevando todo lo que tenía en una pequeña maleta. Llegó a un país que necesitaba su trabajo y valientemente se enfrentó a una burocracia de inmigración que estaba más preocupada con su tracoma que con los terroristas  que llegaban al país. Los médicos revisaron el tracoma, una infección ocular contagiosa, haciendo girar el párpado hacia adentro con un botón para buscar inflamaciones en el párpado interior. El proceso fue rápido y doloroso. El proceso de revisión del tracoma de mi abuelo sigue siendo una buena metáfora para los procesos migratorios de los Estados Unidos. A menudo, estos son lentos y dolorosos. Un ciudadano estadounidense que desee reunirse con hermanos o hermanas debe esperar hasta 12 años para poder llevarlos a los Estados Unidos. Un empleador en los Estados Unidos que necesita desesperadamente trabajadores calificados para mantener su negocio en marcha a menudo debe esperar entre tres y cinco años para traer a los trabajadores que necesita. Los “extranjeros ilegales” que mantienen en pie a las granjas y fábricas de Estados Unidos a menudo son tratados como delincuentes. Nuestras leyes de inmigración son tan complejas y contradictorias como para desafiar cualquier lógica, y los políticos juegan con los votantes culpando a los inmigrantes por nuestros problemas a raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Las personas que buscan inmigrar a los Estados Unidos hoy necesitan la ayuda de un profesional con experiencia en inmigración. Estamos activos en todas las fases de la ley de inmigración, incluidas las solicitudes comerciales y de inversión, las peticiones basadas en la familia, el asilo político, los procedimientos de deportación y las solicitudes de CSS / LULAC. Contamos con mucha experiencia en la obtención de estatus laborales para profesionales (H-1B), no profesionales (H-2B) e inversores (E-2). También obtenemos tarjetas de residencia para inversores, profesionales (incluidos médicos, atletas, investigadores, educadores y profesionales de negocios) y trabajadores calificados (incluidos cocineros especializados, operadores de máquinas y otros).

Nuestros clientes provienen de todas las ciudades de los Estados Unidos y el extranjero, incluyendo a clientes individuales y corporativos en Europa, América del Sur y Asia. Las personas que tenemos el honor de representar vienen a los Estados Unidos hoy con el mismo sueño que tenía mi abuelo hace más de un siglo: encontrar una vida mejor. Mi tío, Stanley Zwaik, comenzó en la práctica de las leyes de inmigración hace más de 50 años para ayudar a las personas a encontrar ese sueño. Y estamos dedicados a ese mismo principio hoy. Contáctenos y descubra cómo podemos ayudarle.